Suspensión de pagos

La ley 22/2003, concursal, abolió los nombres de suspensión de pagos y de quiebra, uniendo ambos en concurso de acreedores. Antes de la entrada en vigor de esta ley se debía presentar suspensión de pagos cuando el activo era superior al pasivo, permitiéndose de esta manera presentar un convenio a los acreedores para salvar la empresa. En cambio se presentaba quiebra necesariamente cuando el pasivo era superior al activo y estaba abocada a la liquidación de la compañía. Hoy en día ambos supuestos han desaparecido para dar lugar al concurso de acreedores.

El concurso de acreedores se presentará en situación de insolvencia sin importar si la empresa tiene un activo superior al pasivo, puesto que en cualquier caso se puede solicitar un convenio a los acreedores. Asimismo, el concursado puede solicitar la liquidación cuando lo desee.

En IBORRA ALONSO ABOGADOS le ayudaremos a evitar la liquidación de su compañía, o, en el peor de los casos le asesoraremos para liquidarla de la mejor manera posible.

¿Necesitas ayuda?

Contáctanos sin compromiso

Contactar

Eventos

Adéntrate en el mundo de la empresa de la mano de Iborra Abogados

Más información
sub-eventos

Últimas noticias

Contacta con nosotros

¿Necesitas asesoramineto legal? Somos tu defensa, envíanos un mail y contactaremos lo antes posible.

Donde estamos

Formulario de contacto