¿Se puede impugnar un despido?

El trabajador en desacuerdo con la extinción de su contrato laboral dispone de un plazo de 20 días hábiles para impugnar. Si el trabajador no está conforme con el despido tiene la opción de impugnarlo judicialmente y debe hacerlo antes de que finalice el plazo, que es de 20 días hábiles.

La impugnación se hace a través de la papeleta de conciliación que se presenta ante la unidad de Mediación, Arbitraje y Conciliación competente de cada provincia. Tras la impugnación, será el juez el que declare el despido como:

– Despido procedente, cuando la empresa ha cumplido todos los requisitos legales, tanto de forma, como de justificación del despido.
– Despido improcedente.
– Despido nulo.

¿Necesitas ayuda?

Contáctanos sin compromiso

Contactar

Eventos

Adéntrate en el mundo de la empresa de la mano de Iborra Abogados

Más información
sub-eventos

Últimas noticias

Contacta con nosotros

¿Necesitas asesoramineto legal? Somos tu defensa, envíanos un mail y contactaremos lo antes posible.

Donde estamos

Formulario de contacto